lunes, 18 de julio de 2016

Fragmentos: Con la vista hacia el cielo (XXX)

Hola otra vez. Traigo mi entradita semanal. Estoy cumpliendo, para que veáis 0:) En fin. Novela bcz no sé qué otra cosa poner xD Srsli. Espero que os interese la historia o algo. No es como si recibiera mucho feedback xD *iora*

Aviso: voy a coger dos capítulos porque me queda muy poco del 14 xD Y además he quitado un trozo del principio del 15, pero porque no lo he considerado interesante. Así que nada. A leer si queréis.

(Capítulo 14)

Con un suspiro, Marco saltó de un tejado y aterrizó en un callejón oscuro y maloliente, habitado simplemente por alguna que otra rata desesperada. La joven alada no tardó en seguirlo silenciosamente, sin una palabra. El hombre miró una lista y entonces se volvió hacia ella, susurrando:
-Tú quédate aquí y vigila. Yo entraré en la tienda a preguntar por ella.- Beatriz ladeó la cabeza y lo contempló, dubitativa. Él suspiró-. Mira, sé que no te parece buena idea que nos separemos. Pero necesito que compruebes que no viene ningún agente, ¿vale? Si los ves de lejos, entra y ya está. ¿De acuerdo?
-No- fue la única palabra, débil, casi inaudible, que pronunció la joven, con una expresión suspicaz.
-Joder, Bea- espetó el otro, enfadándose. Entonces cogió aire y se calmó-. Raúl confía en mí. Soy su mano derecha. Así que si te digo que te quedes aquí, me obedeces.- Ante la mirada de la otra, suavizó su tono de voz-. Por favor.
Ella apartó la mirada y Marco entendió eso como un sí. Se colocó un amplio abrigo por encima de las alas y entró en la tienda mientras Bea se quedaba vigilando que, en efecto, ningún policía estuviera patrullando la zona, con aquella maldita maquinita que percibía genes, según ellos, defectuosos. Sin que nada importante pasase, el alado salió unos diez minutos después con una sombría expresión de derrota. Sacudió la cabeza cuando se camufló en la sombra con la chica.
-Nada. Y el dependiente se ha quedado mirándome con cara rara.- Suspiró-. Me pregunto dónde demonios estará ahora.
Sin una palabra, se quitó el abrigo, dejando unas impresionantes y fibrosas alas blancas a la vista, que sobresalían por dos agujeros que le había hecho al jersey que llevaba puesto. De todas formas, aquella zona de la ciudad era demasiado oscura como para que los vieran. Y, además, nadie miraba hacia los tejados.


Capítulo 15

A las seis y siete minutos, los miembros del clan habían llevado en silencio varias horas. Se había convertido en algo fino y pegajoso a su alrededor, molesto y asfixiante, como si solo fueran moscas en la tela de una araña aterradora. Una araña aterradora llamada expectación, que atacó justo a las seis y ocho minutos.
Todos estaban tensos, inquietos, y al mismo tiempo ninguno se lo esperó. Un estruendo ensordecedor arrancó un grito de sorpresa de la mayoría de los alados, que se taparon los oídos con ambas manos. Estaban demasiado lejos como para que la onda de expansión los alcanzara, pero resultaba que estaban demasiado horrorizados como para no ser afectados por el estallido. Cuando Ángel, junto con Marco y Raúl, abrió los ojos para ver qué ocurría, no pudo evitar palidecer de miedo.
¿Cómo podía un artefacto creado por el hombre destruir con tanta facilidad una estructura tan sólida y vieja como una montaña? Debían haber puesto por lo menos tres, cierto, y no la habían conseguido derrumbar del todo. Pero la intrincada red de túneles en la que vivían, ahuecada y frágil con el paso del tiempo, se vino abajo en nada más que roca y polvo, rodando por la ladera. Lo que quedó de lo que había sido su último hogar resultaba patético, un simple amasijo de piedra y humo. Si hubieran estado dentro todavía...
El chico tragó saliva. Prefería no pensar en ello demasiado. Y también prefería no pensar en la posibilidad de que Kioni hubiera llegado antes de que la bomba estallara. Lo único que consiguió con eso, claro, fue ponerse más nervioso.
Se quedó mirando a Raúl, expectante.
-Esperemos media hora- propuso-. En el mejor de los casos, imaginarán que estamos enterrados entre las piedras. De todas formas, si inspeccionan la zona, es mejor que no nos vean a ninguno con vida.

3 comentarios:

  1. Vaya o_O Bombazo al canto. Ángel sobrevive y Kioni incógnita... (Y sí, ya lo de Ángel lo ahgo un poco por fastidiar xD)
    ¡Un beso!
    P.D. Yo te doy feeback D:

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Feeback y feedback también. No puedes quejarte xD

      Eliminar
    2. Te perdono lo de Ángel porque eres la única que me notisea xD Lo tengo en cuenta créeme. Supongo que a mi también me cae mejor Kioni.
      Sankiu senpai <3
      Un beso 'v'
      PD: si me das feeback... Me devuelves la tarifa? Hms...

      Eliminar

¿Comentas? *oo* I shall be forever grateful

Pokemon - Vulpix