domingo, 10 de abril de 2016

Fragmentos: Con la vista hacia el cielo (XXVIII)

Sorry. Sí, por si no os habíais dado cuenta, la novela es una cosa que subo cuando no sé qué subir.

Por cierto, feliz semana a los feriantes de Sevilla.

Capítulo 14
Sierra de Carrascoy, Murcia, 5 de diciembre de 4001

Aquel día, Ángel estaba tranquilo, a pesar de su nuevo trabajo. No sentía presión ni inquietud. No le preocupaba que pudiera pasar nada y esperaba que, en caso de que sucediera, pudiera manejarlo sin problemas. Y más o menos así fue.
El cielo estaba nublado y tormentoso. Hacía aire y, a pesar de todo, escuchó unas voces lejanas mientras patrullaba cuidadosamente entre las ramas de los árboles. Le habían especificado que no se moviera de la entrada, que debía permanecer a cubierta bajo toda circunstancia, ya que era el único sitio por el que se podía entrar y, por lo tanto, era necesaria su vigilancia permanente para dar la voz de alarma. Cualquier otro estímulo que se desviara de su trayectoria de guardia podría tratarse de una distracción.
Sin embargo, el gorrión silbó apremiante, y de repente tuvo la corazonada de que era importante que acudiera, que no se trataba de una trampa. Era posible que no fuera más que eso, intuición, pero el chico decidió que el clan podía defenderse bastante bien y que, de momento, merecía la pena correr el riesgo.
Giró hacia el sur, de donde le llegaba el estímulo, y se movió ágil y silenciosamente entre las ramas, sacudiéndolas ligeramente como si se tratara de una ráfaga viento - aquellos días eran geniales para el camuflaje -. Se encontró con que un par de militares susurraban entre los árboles, ajenos a su presencia. Parecía que estuvieran charlando de algo importante, por lo que el muchacho comprendió que, en efecto, no se trataba de ningún truco.
-...entiendo. Si ya sabemos dónde están, ¿por qué no atacamos?
-Ya escuchaste sus órdenes. Hay que esperar al momento adecuado.
-Nosotros somos más y estamos mejor preparados...
-Pero este es su terreno- le recordó su compañero-. ¿Acaso no te acuerdas de la última vez? Elsa y Julio...
-Ellos los mataron- completó el otro entonces, con una rabia que hizo que el chico se estremeciera, colmado de culpabilidad y miedo-. Mataron a mi mejor amiga... Y nosotros no podemos hacer nada. ¿No va siendo hora de que...?
-Relájate. Venga. Ten en cuenta que es mejor que hagamos lo que dicen. Ellos saben lo que hacen, tienen a...
-No hables de eso aquí- siseó el otro, y entonces se tranquilizó-. Por si acaso. Haremos lo que dicen, ¿vale? Está bien. De todas formas...- titubeó-. ¿Qué haremos con la chica humana? Es un problema, ¿no? Es ella quien los sustenta y eso...
-Sí. Vigilaremos sus entradas y salidas. Cuando den la orden, la capturaremos. Creo que la quieren viva...- Se encogió de hombros-. De momento, céntrate en la bomba. A lo mejor, si destruimos su refugio, lo tendrán más difícil...
Ángel no necesitó oír más. Corrió - o más bien voló - de vuelta a la entrada y tras comprobar que, en efecto, no había ningún otro militar patrullando por la zona, volvió a la pequeña oquedad en la pared que daba paso a la cueva natural que era su vivienda. Su nuevo hogar. Y querían arrebatárselo otra vez.

Shit is about to go down.

4 comentarios:

  1. Una bomba *o* ¿Volarán a Ángel en pedazos? No creo, pero bueno xD Me ha gustado mucho y siento haber tardado tanto en pasarme, han sido unos días locos >.<
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Joder Val!! No seas tan violenta -______-
      Jajajaja no te preocupes, yo hace como siglos que me paso por tu blog xD No es que mi ausencia se note, tienes como 80000 seguidores que te comentan, pero aun así me siento culpable ^-^'
      Muchas gracias por comentar <3
      Un beso :D

      Eliminar
  2. JA JA JA
    Val cree que hace mucho que no se pasa. ¿Dónde me deja eso a mí?
    Lo siento <3
    Y por supuesto, fan fan fan de lo que escribes :*
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Shhh... yo te entiendo xD
      Gracias *^*
      Un besazo <3

      Eliminar

¿Comentas? *oo* I shall be forever grateful

Pokemon - Vulpix