domingo, 9 de noviembre de 2014

Fragmentos: Con la vista hacia el cielo (XII)

(Capítulo 9)

Los demás fueron abandonando la sala, Beatriz la primera y Kioni la última, a quien Marco le encargó volver por la noche para vigilar el estado del recién llegado. A pesar de que a la chica no le hizo ninguna gracia, asintió con decisión. Entonces se volvió y se fue, como los demás. Antes de que pudiera darse cuenta, estaba solo con aquel hombre tan exasperante, que lo primero que hizo fue lanzarle una mirada de condescendencia.
«¡Oh, por Dios!», estuvo a punto de gritarle. Ya estaba lo suficientemente cabreado como para que encima lo trataran como si fuera un mocoso estúpido e ingenuo.
-¿Estás mejor?
«Como si te importara.»
-Sí, gracias.
Ángel contempló con el ceño fruncido cómo se acercaba a la mesa y miraba la planta con cara de asco. A continuación paseó la mirada por la habitación, bajo la constante vigilancia del joven, con una expresión de aburrimiento que no ocultaba por completo su preocupación. Volvió a mirarlo a la cara y, por fin, rompió el silencio.
-Me gustaría hablar contigo.- Le dio la vuelta a la silla, cuidándose de no rozar la hoja que había en la mesa, y se sentó, inclinándose despreocupadamente hacia delante con los codos apoyados en las rodillas-. Hemos empezado con mal pie, lo sé.- «¿En serio? ¿Has llegado a esa conclusión tú solo?»-. Pero no tendría por qué ser así. Me odias por dejarte tirado el primer día. Y porque te parece que soy un chulo y un pedante. Me he dado cuenta.
-Eh, eh, para el carro. El primer día ni me conocías. No me debías ni me debes nada.- Y lo decía totalmente en serio-. Lo que me fastidia es que vayan por ahí presumiendo de que me van a salvar la vida y me van a solucionar todos los problemas, porque primero: tuve que escapar yo solito, y repito, no es una acusación; y segundo: todavía no sé volar. Puede que nunca aprenda. ¿Qué más da, joder? Todas las personas que he conocido hasta ahora sobrevivían perfectamente sin tener estas malditas alas.
-Pero ellos no son tú. Ellos tienen un modo de vida distinto, una anatomía distinta, y es lo que te pone en peligro. Te temen, es su instinto natural.
-Como si pudiera hacer algo contra sus ejércitos... Mis alitas suaves y esponjosas contra sus tanques...
-El problema está, precisamente, en que ellos creen que sí. Que somos extraterrestres, que somos ángeles, que somos demonios, seres sobrenaturales... En cualquier caso, creen que tenemos la fuerza necesaria para derrotarlos.
-Vale, ¿a dónde quieres llegar?
-Tienes que...
-Nonono, si me vas a decir tú también que tengo que superar mis miedos para poder volar libre y feliz como corresponde con mi condición de ser alado, puedes ir pensándotelo mejor, porque mi respuesta es: que te den.
Líber, apoyado en la lámpara apagada que había sobre la mesita de noche, silbó, notando la alteración de su dueño, quien llegó a pasar de él completamente. Mientras, el adulto fruncía el ceño.
-Mira, no hace falta que te pongas así, ¿de acuerdo? Solo quería ayudarte. Quería decirte que debes tener cuidado con lo que haces y a dónde vas. Porque la gente del mercado es comprensiva, pero la mayor parte de la gente pobre, incluso muchos de sus clientes, te venderían al gobierno o al ejército por una buena recompensa. O por algo de dinero, punto.
-Eso ya lo sé- musitó, cuando la realidad era que, al llegar a Murcia, se lo había planteado sin analizar la posibilidad. No mostró demasiada reticencia, no fue lo suficientemente cauteloso al decírselo a Zorro.
De nuevo, ahí estaba la angustia. Marco pareció darse cuenta.
-Tranquilízate, no es necesario que te marques una paranoia, ¿vale? Lo pasado, pasado está. Y obviamente nosotros no vamos a entregarte a ningún sitio.- Sonrió-. Si no, estaríamos todos jodidos.
Lentamente, el muchacho comenzó a aceptar su amabilidad. Parecía realmente preocupado, realmente atento por la situación de sus hermanos, de su especie, de aquellas criaturas tan raras con esas alas tan raras. Fuera de lugar. Siempre estarían fuera de lugar.
-Eso sí- añadió entonces el adulto con voz sombría, sacándolo de su ensimismamiento -, los demás tienen razón. No digo que tengas que volar. Pero tienes que aceptar lo que eres y acostumbrarte a ello. Y no me grites.- «No pensaba hacerlo.» Se levantó-. Por cierto, en cuanto a Annie... No me malinterpretes, pero... Es muy buena, con todo el mundo realmente, por si acaso... Es decir... Por si crees que te trata de una forma especial o... Vamos, puedes hacer lo que quieras. Aun así, es mayor que tú... Igualmente, es muy sensible, y si me enterara de que... Me enfadaría mucho, ¿sabes? Yo... En fin, confío en que me entiendas- sentenció, mirándolo con una mezcla de complicidad, vergüenza y fiera determinación.
Debió asumir la respuesta, porque le dio la espalda, informándole que enseguida volvería, y se marchó. La verdad, aunque se había liado a soltar una sarta de palabras incoherentes, lo había entendido perfectamente. No le intimidó. Al contrario, hizo que se ablandara un poco. Parecía que el creído, al fin y al cabo, sí tenía sentimientos.

Y como no tengo mucho más que decir, os dejo xD Sí, lo sé, subo cosas cuando puedo, pero con el poco tiempo que tengo libre, pocas ganas tengo de escribir, así que la mayoría que subo, además, son de cosas que tengo hechas. Sori :( Algún día recuperaré el ritmo (probablemente y si todo sale bien, en verano :3)
PD para Valquiria: en el fondo entiendo que Ángel te caiga mal, pero es que tenía que ponerle esa personalidad xD

2 comentarios:

  1. Bien, me alegro de que lo comprendas, aunque la verdad es que creo que empezaba a caerme mejor xD
    La verdad es que me he perdido un poquito, aunque creo que ya me he situado pero bueno... Está interesante and I have more ganas de seguir reading (mi inglés te enamora, I know it xD)
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lol gracias xD Y bueno, sí, tiene como cambios bruscos de personalidad (todavía no es bipolar e.e) Y no te pierdas, es que me he saltado una parte que no me gustaba mucho xD En realidad está bien, pero te la resumo: ar chava le da un ataque de ansiedad xD No es gracioso, lo sé ;__;
      Tu inglés es muuuy seductor -3• xD Un beso!!

      Eliminar

¿Comentas? *oo* I shall be forever grateful

Pokemon - Vulpix